– R e t r o B i t s – Old School Frikis!

diciembre 24, 2007

Cotton 2 y Cotton Boomerang

Filed under: Arcade,De 32 bits,Juegos — Daniel @ 2:59 pm

Recuerdo que en su momento me propuse analizar la saga Cotton al completo. También recuerdo que ese día había desayunado un cortado en vez de un carajillo, así que supongo que hablaba en serio. Como lo prometido es deuda, y aprovechando que he encontrado unas horas de tranquilidad entre tanto estrés pre-navideño, esta vez os traigo dos juegos comentados por el precio de uno. Estoy hablando de Cotton 2 y Cotton Boomerang.


A pesar de que Cotton parece mirar al observador,
Interviú asegura que es un “robao”, y no un “posao”

Introducción o proemio

Cotton 2 apareció en 1997 de la mano de Success, en forma de cartucho para la placa de recreativas ST-V primero y en conversión corta-y-pega para su hermana doméstica, la Sega Saturn. Cotton Boomerang lo hizo un año después, en 1998, y para las mismas plataformas. No se puede decir que estemos hablando de dos entregas sucesivas dentro de la saga, sino que Cotton Boomerang viene a ser una versión revisada, mejorada y actualizada de Cotton 2, de ahí que haya querido comentar juntos ambos juegos. Aclarado este punto, entremos en materia.

Cotton 2 – El proyecto de la bruja de Success

A bordo de su escoba y acompañada de su inseparable hada de la guarda Silk, Cotton vuelve dispuesta a salvar el día e impedir que una diablesa con aspecto de dominatrix suma al mundo en una noche eterna… y en una eterna carestía de chucherías. Pero, para su desgracia, esta vez el protagonismo no será solo suyo, sino que se unirá a su causa (Dios sabe por qué oscuro motivo), otra bruja, rubia y de aspecto occidental, llamada Appli, acompañada de su fiel segundo de a bordo, Needle, un sombrero viviente de aspecto bastante inquietante y que suspendió recientemente unas oposiciones a Sombrero Seleccionador en Hogwarts.

Como habréis podido deducir, Cotton 2 es el primero de la serie que permite la participación de dos jugadores simultáneos. Pero bueno, comentemos este estupendo juego siguiendo un orden.


Escena de “tentacle rape” en ciernes

Gráficamente, Cotton 2 representa un buen intento de demostrar lo que muchos afirman: que la Sega Saturn/ST-V es la mejor máquina para gráficos 2D que se ha hecho nunca. El juego que nos ocupa podría encuadrarse dentro de una hornada de juegos en 2D que, de alguna forma, marcó el comienzo de la quinta generación de videoconsolas (conocida como la Generación PlayStation), con su diseño extremadamente cuidado y colorista, y en la que podríamos también incluir juegos como Legend of Mana, Gunners’ Heaven o el primer Rayman, cuya versión primigenia (para la casi olvidada Atari Jaguar) nos dejó a muchos con los ojos como platos. Así, en Cotton 2 vemos sprites enormes, bien definidos y más que decentemente animados, que se mueven por escenarios que a menudo parecen sacados de un libro de ilustraciones, y en ingentes cantidades, sin que por ello veamos los parpadeos de sprites y las ralentizaciones que, tristemente, nos acostumbramos a ver en algunos juegos de 16 bits. A la excelente ambientación de fantasía que se logra con la estética visual del juego, contribuye también un acompañamiento musical de excelente factura que nos deleitará a lo largo de todo el juego y que, con su tempo predominantemente pausado y su sonido relajante y agradable, contribuirá a mantener nuestra mente serena mientras nos medimos contra un juego que, como veremos, no es lo que se dice una perita en dulce.


Este jefe de nivel iba a un casting para un Castlevania,
pero se perdió y…

Y es que Cotton 2, como experiencia de juego, es gratificante y divertido, pero precisamente uno de los factores que contribuyen a este hecho, además de su excelente control, es su elevada dificultad. Además, de alguna forma Cotton 2 es uno de los primeros juegos de disparos en los que no sólo cuenta “matar” todo lo que se mueva, sino que además conviene hacerlo “con estilo”, lo que de alguna forma lo emparenta con otros juegos del género mucho más conocidos y laureados, como Ikaruga o GigaWing. Permitid que os explique de qué va eso de “matar con estilo”. Además de disparar contra nuestros enemigos, Cotton 2 nos da la posibilidad de agarrar objetos en vuelo y arrojarlos con fuerza (se ve que Cotton y Appli juegan a la calva en las fiestas de su pueblo) contra los enemigos. Si agarramos a un enemigo y lo lanzamos, éste, aparte de destruir al enemigo al que impacta, quedará muerto e irá cayendo por su propio peso, momento que podremos aprovechar para dispararle tanto como podamos; cada disparo que impacte, sumará un golpe a nuestro combo, y cuando más grande sea el combo, mayor bonificación recibiremos no sólo de forma inmediata, sino al final del nivel. Y sí, sé que es chocante que nuestra adorables brujitas se puedan ensañar con los cadáveres de sus enemigos de una forma tan ruin, pero… la guerra es un infierno, ya sabéis.


Ese abono que compraste en Almaraz… muy bueno no es, ¿eh?

Además, de enemigos, podemos agarrar cristales de colores. Los cristales de colores, como ya he señalado en otros artículos, son los power-up típicos de la saga. Originalmente son amarillos, y sirven para subir de nivel a nuestra bruja y, por tanto, aumentar su potencia de fuego. Si los disparamos, cambian de color: verde, rojo y azul, colores que se corresponden con los elementos mágicos de viento, fuego y hielo. Si nos limitamos a recogerlos, obtendremos un ataque especial mágico (el imprescindible ataque desesperado para limpiar la pantalla de enemigos si pintan bastos). Si agarramos un cristal amarillo y lo lanzamos contra un enemigo, habremos desperdiciado un cristal, pues simplemente éste se destruirá (matando a ese enemigo de una forma absolutamente ridícula, eso sí). Pero si lanzamos contra un enemigo un cristal rojo, azul o verde, éste quedará envuelto en una esfera mágica de dicho color, cuyo poder irá destruyendo en cadena a todos los enemigos que se vayan aproximando. Esta táctica, bien ejecutada, además de tener efectos devastadores, es la mejor forma de conseguir puntos extra en Cotton 2, dado que, según se añadan enemigos destruidos por la cadena (“Chain”, en el juego), la gratificación en puntos subirá en progresión geométrica. Una vez que el enemigo víctima de un combo o una cadena queda fuera de la pantalla, se genera una burbuja que, o bien rellenará nuestro medidor de vida (en cuyo caso presentarán un corazón en su interior), o bien nos dará un número de puntos directamente proporcional al número de golpes del combo o de enemigos destruidos en cadena, así que ahorraos la moralina, que París bien vale una misa.


Los fantasmas del presente, del pasado, del futuro…
y los tres becarios que les hacen el trabajo

En resumidas cuentas, Cotton 2 dista bastante de ser un mata-mata tontorrón más, si bien es cierto que puede ser jugado como tal sin ningún problema si somos novatos o si no nos queremos complicar demasiado la vida.

Cotton Boomerang – Es una metáfora, ¿lo pillas?

 

Buena parte de lo dicho de Cotton 2 se puede decir de Cotton Boomerang. No obstante, hay que tener en cuenta que, lejos de ser el mismo juego con cuatro añadidos para hacer el paripé, Cotton Boomerang es una versión muy mejorada de su antecesor, hasta tal punto que merece la pena tenerlo incluso aunque tengamos el anterior. Y es que las modificaciones introducidas por esta nueva versión son mucho más que simple maquillaje, e incluso podemos hablar de cambios muy significativos.

 

Quizá el cambio más importante que introduce Cotton Boomerang es la posibilidad de elegir personaje. Pero no estamos hablando sólo de elegir entre Cotton (personaje del jugador 1 en la versión original) y Appli (jugador 2), sino que esta nueva edición nos da la posibilidad de elegir entre tres versiones distintas de Cotton, tres de Appli y además, a Silk y a Needle, que al fin cobran algo de protagonismo y dejan de ser simples satélites de las brujas. Cada uno de estos ocho personajes cuenta con un patrón de ataque distinto, por lo que debemos ser cuidadosos a la hora de elegir el que más se ajuste a nuestra forma de jugar. Pero tampoco hay que preocuparse demasiado, ya que no debemos elegir uno, sino tres personajes distintos para nuestra partida, pudiendo realizar cambios de personaje (en un número limitado, eso sí) para ir adaptándonos, en la medida de lo posible, a cada situación.


Oye, chica, espera… suelta eso. ¿No podríamos dialogarlo como personas civilizadas?

Otro aspecto destacable en lo que toca al juego en sí es el hecho de que cada uno de los personajes elegidos es una de nuestras vidas, y que, a diferencia de lo que ocurre en Cotton 2, en que tenemos una única vida y una barra de energía que se va consumiendo según nos caen las hostias, en Cotton Boomerang nos eliminarán al toque. Sé que, dicho esto, es fácil pensar que la dificultad de Cotton Boomerang es aún mayor que la de su antecesor, pero hay que tener en cuenta un factor importante: la pérdida de nivel del personaje. En Cotton 2, cada vez que recibimos un golpe, nuestra experiencia merma, lo que nos puede hacer bajar de nivel, con la consecuente pérdida de efectividad en ataque (la misma faena que en Panorama Cotton, sí). Esto, unido al hecho de que sólo tengamos una vida, hace que el juego se pueda llegar a hacer muy, muy cuesta arriba. Esto en Cotton Boomerang no ocurre, por lo que se da la paradoja de que, siendo éste un juego más letal, tiene una dificultad mucho más equilibrada que la de su predecesor.A esto debemos sumarle el hecho de que el diseño de los niveles cambia bastante, tanto en su estructura como en su aspecto gráfico (con colores más vivos y sensiblemente más definidos), así como el patrón de ataque de los jefes de nivel. Todo estoy hace que Cotton Boomerang sea, en conjunto, realmente novedoso respecto a Cotton 2, y que ambos títulos se puedan considerar experiencias de juego diferentes entre sí, y cada una de ellas realmente grata, a su manera.


El Custión del Galabasa II: La Venganza

Y con esto concluye mi análisis a mis dos entregas favoritas de la saga. Ya sólo me quedan el primigenio Fantastic Night Dreams Cotton y, si mis medios técnicos no lo impiden, el casi ignoto Rainbow Cotton para Dreamcast. Y ahora, a seguir con el estrés navideño. Si no nos leemos, feliz año nuevo.

 


¿Cómo pretenden que te fijes en la puntuación cuando…?
¿Cómo? ¿Que ese chiste ya lo he hecho?

 


“BIG COTTON PANTSU”. Sobran los comentarios, ¿verdad?

2 comentarios »

  1. nunca lo jugue porque no tuve la saturn, aunque tiene una pinta immpresionante. Gracias una vez mas por el reportaje.

    Comentario por lsknuo — diciembre 29, 2007 @ 11:04 pm | Responder

  2. En la sección de descargas está la versión de recreativas de ambos juegos. La emulación de ST-V en MAME no es todo lo buena que sería deseable, pero estos dos juegos en concreto funcionan realmente bien.

    Comentario por sparkyman — diciembre 29, 2007 @ 11:16 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: